La Ruta de los Pueblos Blancos es una ruta turística en Andalucía, España, que comprende gran parte de los pueblos de la comarca de la Sierra y algunos de la comarca de la Janda de la provincia de Cádiz y de la Serranía de Ronda, en la provincia de Málaga. Su nombre viene del blanco de las fachadas de las casas de los pueblos, pintadas con cal para repeler el calor. Muchos de estos pueblos pertenecen al parque natural de la Sierra de Grazalema, lo que les da un factor adicional de interés turístico.​

Están dispersos entre las Serranías de Ronda, la Sierra de Grazalema y Los Alcornocales, en las provincias de Málaga y Cádiz. Recorrerlos y disfrutarlos bien puede tomar unos dos o tres días, aunque también puedes darte un salto sólo un día a conocer lo más destacados.

Como indicaba el color blanco se lo da la cal. Estas pintadas se popularizaron en el siglo XIX tanto para protegerse del calor como para desinfectar las calles y viviendas.

Haciendo turismo rural por Andalucía, tranquilidad para los sentidos

Entre Cádiz y Málaga encontrarás algunos de los típicos pueblos blancos más bonitos de Andalucía. Viajar a esta zona es adentrarse en lugares en mitad de la naturaleza, hacer fotos de las casitas blancas encaladas y adornadas con macetas y flores de colores, caminar por un laberinto de callejuelas empinadas hasta llegar a una placita, contemplar paisajes de sierra, descubrir las huellas de un pasado árabe y cristiano, relajarse…

Hacer una ruta en bicicleta para conocer estos pueblos y verlos aparecer en lo alto de lo montaña como si fueran un espejismo es una experiencia de la que los viajeros vuelven enamorados.

× ¿Cómo puedo ayudarte?